Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Grecia ha estado gobernada por los dos principales partidos desde 1981: Nueva Democracia y Pasok (PP- PSOE)  se han alternado en el poder desde entonces. El bipartidismo (extendido por toda Europa) ha marcado el devenir político del país hasta que estalló la crisis económica. A partir de 2012 el voto se ha atomizado hacia partidos más pequeños. Los griegos reparten su apoyo a lo largo de todo un espectro político donde formaciones de todas las ideologías tienen cabida: desde la extrema izquierda a los grupos neonazis, pasando por partidos de centro y nacionalistas.

Para las elecciones de este domingo 19 partidos se postulan al Gobierno, pero las formaciones que más peso tienen y que podrían gobernar mediante coaliciones son las siguientes:

Syriza: es la coalición de la izquierda radical, liderado por el ex primer ministro, Alexis Tsipras. Con un 28,5% es la fuerza más votada en las últimas encuestas publicadas. Pese a ello, ha perdido apoyo si se compara con el 36% (149 escaños) obtenido en las votaciones del mes de enero. Después de las meses de negociaciones con los países acreedores europeos, Tsipras convocó un referéndum en el que el pueblo griego votó en mayoría “No” a las medidas que proponía Europa. Tras ese respaldo las negociaciones se volvieron más complicadas, haciendo que el Gobierno heleno tuviera que aceptar condiciones más duras a cambio del tercer memorandum (MoU) que ascendió a 86.000 millones de euros. La votación parlamentaria obligó a Tsipras a dimitir y convocar elecciones anticipadas el 25 de agosto (después de 7 meses en el poder) para reforzar su posición con mayoría. El dirigente de izquierdas ha reconocido sus errores, entre ellos “no haber exigido cosas más claras” a los acreedores. Pero insiste en convencer a sus votantes- muchos decepcionados- asegurando que se esforzó en sus intentos.

Nueva Democracia (ND): es un partido de centro-derecha y miembro del Partido Popular Europeo. Es la segunda fuera más votada con Evangelis Meimarakis a la cabeza. El líder que ha sustituido a Antoni Samarás (2012-2015) ha conseguido más apoyo de lo esperado entre los griegos acortando distancias con Syriza, pues los sondeos le ofrecen el 23,5% de los votos.En los comicios de enero esta formación consiguió 76 diputados. Pese a que Tsipras lo ha descartado, Meimarakis asegura que si gana, tenderá la mano a Syriza para gobernar. Todo con el fin de conseguir un Ejecutivo de concentración que cumpla los acuerdos financieras del tercer rescate y los recortes y privatizaciones que esta ayuda conlleva.

Amanecer Dorado (XA): Se trata de un partido neonazi de extrema derecha que acumula un 6,5%- 7% de los votos. Sigue siendo la tercera fuerza más votada pese a que la cúpula está sentada en el banquillo por formación de banda criminal. En las elecciones de enero obtuvieron el 6,28% y 17 escaños con muchos de sus dirigentes en la cárcel. En los últimos días, el líder Nikolaos Mijaloliakos ha reconocido la “responsabilidad política aunque no penal” de su formación en el asesinato del rapero de izquierdas Pavlos Fyssas hace dos años. Suceso a partir del cual se abrió una investigación contra la cúpula de Amanecer Dorado por dirección y pertenencia a banda criminal, entre otras acusaciones.Esperan revalidar el número de diputados en el Parlamento griego aunque se descarta que puedan formar parte de posibles pactos debido a su ideología racista, nazi y eurófoba. Uno de sus diputados, Artemis Matthèopoulos, ha asegurado en una entrevista reciente para el diario El Mundo que “en siete o diez años” gobernarán en Grecia. “Gracias a Merkel y a Bruselas, Amanecer Dorado será el único vencedor de estas elecciones”, ha asegurado.

PASOK (Movimiento Socialista Panhelénico): es el partido socialista de Grecia. Para las próximas elecciones, el partido se postula en coalición con Izquierda Democrática (Dimar) y tiene a Fofi Gennimata como cabeza visible. Tras haber gobernado durante décadas y haberse alternado con ND ha perdido fuelle en los últimos años, consiguiendo entre un 4,5% y un 6% de los votos.

Unidad Popular (LAE): Es un partido de extrema izquierda formado por 25 diputados que pertenecían a Syriza y que están en contra del tercer rescate. Los rebeldes se agruparon para esta candidatura con el ex comunista Panagiotis Lafazanis a la cabeza, titular de la cartera de Energía antes de la disolución del Gobierno de Alexis Tsipras. Las encuestas le dan entre un 2,5% y un 5% de los votos. Es una formación de apenas unos meses de vida que apuesta por acabar con la austeridad cancelando el rescate en aras de recuperar el poder adquisitivo de los ciudadanos. Su líder se opone a pactar con ningún partido que haya votado a favor del rescate y no descartan la salida del euro, en el peor de los escenarios.

To Potami: Es un partido de centro y liberal social, fundado en 2014 por el periodista Stavros Theodorakis. En los comicios de enero consiguió 17 diputados (un 6% de los votos) y para esta convocatoria, los últimos sondeos mantienen el mismo porcentaje (entre un 4 y un 6%). Abogan por un Gobierno de coalición, se muestran abiertos a pactar con cualquier partido para cumplir los acuerdos del rescate y garantizar la estabilidad en el país. A su vez apuestan por negociar mejoras y una reestructuración de la deuda.

KKE: Es el Partido Comunista de Grecia con Dimitris Koutsoumbas como líder. Las últimas encuestas le ofrecen un 4,5% de los votos. Desde 1974 ha obtenido escaños en todas las elecciones. En los comicios de enero se hizo con 15 diputados y un 5,47% de los votos. Critican que el resto de partidos haya votado el tercer rescate. Ellos se oponen a la austeridad y a contribuir con un gobierno que suponga la administración del capitalismo. Aseguran que no apoyarían una gobierno de coalición de Syriza y Unidad Popular.

Griegos Independientes (Anel): Se trata de una formación de derecha nacionalista que ha gobernado con Syriza (como socio menor de la coalición) desde el mes de enero hasta la disolución del Gobierno. Durante este periodo, su líder, Panos Kammenos, ha sido ministro de Defensa pero pese a ello, las encuestas le otorgan un 2,5%, un porcentaje menor que los 13 diputados que obtuvieron en enero.

Unión de los centristas (EK): Es un partido centrista fundado en 1992 se define como una derivación de la formación Unión de Centro fundado en la década de los 60 por George Papandreu. Aunque nunca ha ganado escaños en las elecciones generales, el próximo domingo podría conseguir un 3,5% de la tarta con lo que conseguiría representación parlamentaria.

@Maria_Serrano_

Anuncios