Etiquetas

, , , , , , , , , ,

A tan sólo cinco días de los segundos comicios griegos en lo que va de año, las encuestas dan la victoria a la formación “fragmentada” que encabeza Alexis Tsipras. Syriza ganaría las elecciones de este domingo en Grecia pero con casi toda seguridad en minoría. Es lógico si se tiene en cuenta el desencanto de los ciudadanos hacia Syriza, a quien consideraban el partido capaz de dar un giro a la situación en la que se encuentra el país desde hace años. La decepción ciudadana mezclada con cierto cansancio y hastío hacia los políticos (a los que muchos meten en el mismo saco) hace que las últimas encuestas como Pro Rata para el periódico Efimerida ton Syntakton otorguen el 28,5% a Syriza y un 23,5% a la Nueva Democracia liderada por Vangelis Meimarakis.

La tercera fuerza más votada sigue siendo Amanecer Dorado (6,5%), seguido del KKE y Pasok 4,5% respectivamente. Con un 4% y un 3,5% de los votos estarían los centristas de To Potami y Unión de Centristas.

En este sondeo pierde fuelle Unidad Popular la formación dirigida por Lafazanis resultado de la escisión de Syriza. Obtendendrían un 2,5%, misma cantidad de votos que los independientes de ANEL.

Muy significativo el porcentaje de indecisos que sigue siendo muy elevado. Respecto a las últimas encuestas publicadas (9 de septiembre) la cifra aumenta desde el 8,5% hasta el 17,5 %, reflejo de una sociedad cansada que ha perdido la confianza en sus dirigentes políticos tras el paso atrás de Tsipras en Bruselas.

El baile de cifras ha estado servido desde el comienzo de las encuestas donde en un principio ofrecían mayoría para Syriza, después aseguraban un empate entre Tsipras y Meimarakis y ahora un nuevo giro da la victoria al partido de izquierdas.

Pero pese a ello, Syriza parece ser que se verá obligada a pactar porque no contará con mayoría para gobernar, incluso con el plus de los 50 escaños que por ley recibe el partido más votado. El partido de Alexis Tsipras debería contar con el 40% de los apoyos para obtener 100 diputados, a los que al sumarle el bonus tendría la mayoría absoluta. Similar es lo que ocurrió en los últimos comicios de enero, cuando Syriza obtuvo 99 diputados y pese al refuerzo de los 50 diputados (143) ofrecido por la ley electoral Tsipras tuvo que pactar con ANEL. En esas elecciones, Syriza obtuvo un 36,3% de los votos y Nueva Democracia un 27,8%.

@Maria_Serrano_

Anuncios