Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La Constitución griega establece que si un Gobierno dimite dentro del primer año tras haber ganado las elecciones, el presidente de la República debe sondear a los líderes de la oposición si quieren y pueden formar un nuevo Ejecutivo. Entre los partidos de la oposición se encuentran el conservador Nueva Democracia y Unidad Popular (que con 25 diputados ha desbancado del tercer puesto al neonazi Amanecer Dorado, que contaba con 17 escaños). Y es lo que ha hecho Prokopis Pavlopulos, ha ofrecido el mandato a la segunda fuerza más votada: en este caso a Vangelis Meimarakis, líder de la oposición conservadora Nueva Democracia.

Ahora, Meimarakis tiene tres días para tratar de formar Gobierno y ya ha anunciado  que agotará este límite de tiempo “con el fin de evitar, en este momento, todos los efectos negativos que esta elección podría crear para un tiempo muy largo”. Para ello, tratará de improvisar un Ejecutivo con los partidos del parlamento actual y la agenda ya se ha puesto en marcha: a las 13.00h de este viernes 21 de agosto se reúne con la presidenta del Parlamento, Zoe Constantopoulou; por la tarde, a las 18.00h, lo hará con el líder de To Potami Stavros Theodorakis y más tarde con el presidente del Pasok, Fofi Genimmata.

Meimarakis ha reconocido además, que está dispuesto a formar gobierno junto a un primer ministro procedente de Syriza y para ello propone al hasta ahora vice primer ministro Yanis Dragasakis, porque -asegura- “conoce los temas económicos y tiene una cierta capacidad de colaborar”.

En el caso de que Meimarakis no consiga formar Ejecutivo en el plazo de tres días, el presidente de la República ofrecerá el mismo mandato (tal y como dicta la Constitución griega) a Panayotis Lafazanis, el líder de Unidad Popular, el nuevo partido nacido este viernes de la escisión de Syriza.

LOS SONDEOS DAN LA VICTORIA A SYRIZA, PERO ESTARÍA OBLIGADA A PACTAR

Teniendo en cuenta las últimas encuestas publicadas el pasado 24 de julio, Syriza reuniría el 34% de los apoyos del Parlamento, lo que supone dos puntos menos que los 36,34% conseguidos en el mes de enero con los que consiguió 99 diputados. Fue entonces, cuando con el sistema electoral griego que premia con 50 diputados al partido mas votado para reforzar la mayoría gobernante, cuando se hizo con 149 de los 300 diputados y tuvo que pactar con los nacionalistas de ANEL.

Con este panorama, parece que Syriza debe acercarse al 40% de los apoyos para obtener 100 diputados, a los que al sumarle el bonus de 50 escaños más, tendría la mayoría absoluta.

@Maria_Serrano_

Anuncios