Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

A su entrada en la Parlamento Europeo Alexis Tsipras ha sido recibido entre aplausos y abucheos.Tras la advertencia de Donald Tusk, presidente del Parlamento Europeo, de que la incapacidad de acuerdo puede llevar a la quiebra a Grecia, el primer ministro heleno, ha asegurado que el respaldo de los griegos le ofrece la necesidad de redoblar los esfuerzos para una solución más justa. Un acuerdo equilibrado que no repita los mismos errores y con el objetivo de cambiar las propuestas que han dañado a su país. En varias ocasiones durante su discurso, Tsipras ha recordado que Grecia no quiere ni “ruptura” ni “colisiones” con Europa, a su juicio lo que pretenden es que la Unión regrese a los “valores con los que se fundó”.

No ha faltado las críticas. A su propio sistema y también a la organización de la Unión Europea. Ha reconocido que han llegado a la quiebra “porque los gobiernos anteriores han creado un estado clientelar y han permitido la corrupción”. También ha asegurado que tan sólo el 10% de los griegos manejan el 56% de la riqueza y que el dinero que se le ha dado al país nunca ha llegado realmente a los ciudadanos. En este sentido, ha denunciado que “Grecia ha sido un laboratorio para experimentar la austeridad que ha fracasado”, porque “ninguna de las reformas han ayudado a acabar con las desigualdades”.

LA TAN ESPERADA PROPUESTA “DETALLADA”

Respecto a la polémica propuesta que ni ayer ni hoy el Gobierno heleno ha presentado, el líder de Syriza ha aclarado que las medidas concretas se presentarán en los próximos días y que incluyen reformas creíbles, con reparto de cargas y programa de crecimiento. Sin olvidar una petición para discutir la reestructuración de la deuda. En este punto hay que recordar la hoja de ruta elaborada por el Gobierno y la oposición griega:

– cobertura a las necesidades financieras del país,
– reformas fiables que no sean demasiado recesivas
– un programa de crecimiento basado en el empleo y la lucha contra el paro
– un compromiso de debatir la deuda publica.

Ante esta necesidad financiera y de reestructuración de deuda, Tsipras ha asegurado que no quiere “que haya carga adicional a otros países”. El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) ha confirmado que ya ha recibido la petición de un nuevo rescate por parte de Grecia.

Con este escenario, lo que parece claro es que ambas posturas (la del Gobierno heleno y la de los acreedores) siguen inflexibles, aunque con predisposición de un acuerdo. De un lado, Grecia que insiste en no aceptar recortes y del otro, la insistencia de Bruselas de que Tsipras tiene que imponer nuevas medidas.

Todavía no se conocen cuáles son esas medidas concretas aunque se sabe que habrá reformas tributarias y de pensiones. El propio primer ministro heleno se ha comprometido a presentarlas antes de mañana día 9, ya que la fecha máxima (marcada por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk) para alcanzar un acuerdo termina este domingo. Si se cumplen estos plazos, el documento tendría dos días para recorrer el circuito pertinente a través de los órganos europeos, siendo el 12 de julio el día en que conoceríamos los pormenores de este ansiado acuerdo.

@Maria_Serrano_

Anuncios