Etiquetas

, , , , , , ,

El pánico de los griegos infundado por el corralito y por la información contradictoria constante que llega desde Instituciones y medios de comunicación han hecho que este referéndum esté marcado por un sentimiento difícil de controlar: el miedo.

La población griega ha recibido fuertes campañas en favor y en contra del referéndum y se han visto invadidos por una tormenta de información totalmente contradictoria. De un lado, las instituciones europeas que piden un voto por el “Sí” para evitar lo que aseguran terribles consecuencias para Grecia y Europa; y del otro, el Gobierno de Tsipras acompañado por varios economistas y Premios Nobel que desmienten tales consecuencias por el mero hecho de votar.

Todo ello, junto al corralito que viven los ciudadanos desde el lunes 29 de junio, ha invadido de miedo a los ciudadanos helenos. No hay que olvidar la cobertura nacional e internacional que los medios están haciendo de este momento, pues muchos griegos se quejan de que tan sólo hacen campaña del #NAI.

Hay que recordar, también, que hay declaraciones de ciudadanos en las que aseguran que están recibiendo presiones por parte de sus empresas y jefes para que voten Sí.
Captura de pantalla 2015-07-05 a las 15.50.59

Con este tsunami de información y presiones los griegos terminan una semana de tensiones debatiendo en cada rincón del país. Es habitual ver discusiones y tertulias en la calle donde los ciudadanos debaten sobre la decisión que se debe tomar en las urnas, y sobre el futuro de Grecia después de este referéndum. Muchos pronostican una mayoría del “No” y otros tantos del “Sí”. Pero todos a los que he podido preguntar están seguros de que no quieren volver a los gobiernos anteriores y de que un resultado ajustado en este referéndum sería una mala noticia.

@Maria_Serrano_

Anuncios