Etiquetas

, , , , , , ,

¿Qué pensarías si alguien te dijera que la III Guerra Mundial estallará por el agua? Así lo dijo Ismael Serageidin, presidente del Banco Mundial y también ex directivo de la Sociedad Mundial del Agua. Concretamente advirtió: “Las guerras del siglo XXI serán por el agua”.

Lo cierto, es que no sería raro que sucediera, si se tiene en cuenta que muchos países no tienen acceso a ella, mientras otros la derrochan. El agua es un bien escaso y todos lo sabemos, aunque algunos más que otros: Serageidin, el mismo que advierte de las guerras por el acceso al agua, ha dirigido una alianza de corporaciones internacionales dedicadas a impulsar la privatización del servicio público del agua en distintos países. Existe ya una lucha, aunque invisible, sobre este recurso natural que nos da la vida: lo demuestra la instalación de bases militares cerca de los yacimientos acuíferos más grandes del planeta. Al parecer el agua es, ya, “otra” controversia geopolítica del siglo XXI.

Fotografía de Félix Romera. Intef

Fotografía de Félix Romera. Intef

La dificultad de acceso al agua provoca muertes, problemas de salud, incide en los índices de pobreza, en la situación medioambiental y también en la alimentación. La ONU reconocía en 2010 el acceso al agua y al saneamiento como un derecho humano determinante para la consecución de todos los derechos humanos, pero parece que de nada sirve porque millones de personas se encuentran en una crisis permanente por no poder acceder a este ya declarado “derecho”.

Por todo ello, muchas plataformas solicitan a los gobiernos que el agua siga siendo un bien común garantizado por un servicio público de calidad. “El agua nunca puede ser considerada como una mercancía a través de la cual obtener beneficios económicos”, solicitan – por ejemplo- desde  CONGDE (La Coordinadora ONG para el desarrollo España).

22 de Marzo, feliz Día Mundial del Agua, ya sabes cómo poner tu grano de arena para conservar este recurso, hazlo!

Anuncios