Etiquetas

, , , , , , , ,

El sentido del asombro (The Sense of Wonder, 1956) es un corto pero intenso relato con el que Rachel Carson transmite la importancia de compartir con los niños la grandeza de la naturaleza y la belleza del mundo. Nos enseña que el Universo recobra su grandeza si se vive a través de los ojos de los más pequeños.

El-sentido-del-asombro

El libro consigue trasladar al lector a sus experiencias mantenidas con la naturaleza e invita a los adultos a no terminar de perder el sentido del asombro y a acompañar a los niños a experimentarlo con la naturaleza. De forma entrañable te impregna de árboles, ríos, mares, hojas y lunas a través de un texto que rezuma ternura, realismo y delicadeza.

Se postula como una máxima para aquellos que tienen sensibilidad hacia el medio ambiente y consigue crear la necesidad de acompañar a los niños y observarlos en su contacto con el entorno natural. Un hecho que con la vorágine del estilo de vida actual sucede en raras ocasiones. Así lo advierte en el prólogo  Mª Ángeles Martín R- Ovelleiro:

Carson intuyó que el sentido natural, que todos poseemos, iba a mermarse ante el avance de una tecnología que tendía a separarnos del contacto con la naturaleza. Ella sospechó que aquella época que le tocó vivir, cuando se crecía al aire libre, iba a tener los días contados. (…) Es por esto que Carson vio imprescindible cultivar el sentido del asombro.

Rachel-Carson

Rachel Carson, una mujer que ya en los años 60 consiguió que La primavera silenciosa fuera un best seller, y aún lo siga siendo. En su libro advertía de los peligros de DDT, (diclorodifeniltricloroetano) para la salud de las personas y los ecosistemas. Consiguió que en 1973 se prohibiera su uso en los Estados Unidos, pero la producción de DDT continúa y se utiliza en gran parte del mundo.

El sentido del asombro fue en origen un artículo escrito en 1956, publicado póstumamente en 1965 por la editorial Harper. Carson era bióloga y murió de cáncer de pecho a los cincuenta y seis años, en 1964.

Anuncios